LA CRISIS HA TERMINADO III: ALCANZANDO UN PARAÍSO DE OPORTUNIDADES

En mi último post, refiriéndome al fin de la crisis, decía que no estábamos ante una indeseable recuperación de la situación anterior,  si no ante una situación de evolución y cambio que nos lleva a un mundo nuevo. Pero, ¿qué estamos encontrando en este mundo nuevo? ¿Qué oportunidades nos depara? ¿Con qué cartas vamos a jugar? ¿Con qué vamos a progresar a partir de hoy?Leer más

LA CRISIS HA TERMINADO I: !PROHIBIDO AÑORAR EL PASADO¡

Hablaba en mi último post de la crisis que nunca existió y de que debíamos preguntarnos si se puede llamar crisis al hecho de que la economía esté regresando al lugar del que no debería haber salido, más o menos la situación del 2001, que se excedió artificialmente a base de financiación.

Retrocediendo un poco, dando por sentado que sí, que al menos en algún momento ha existido crisis, hay que preguntarse -¿Todavía hay crisis?-; y como ya deben imaginar, la respuesta es que no, que ya no podemos hablar de crisis.

La afirmación de que ya no hay crisis, no cabe hacerla en base a los discutibles argumentos  de dirigentes políticos a los que los ciudadanos han encomendado la gestión de sus asuntos, si no en base a argumentos muy distintos.Leer más

EL MISTERIOSO CASO DE LA CRISIS QUE NUNCA EXISTIÓ.

Una determinada situación que viene determinada por un momento de cambio negativo muy marcado supone una situación de crisis.

Hechos fortuitos:

Diremos que una persona sufre una crisis económica si, por ejemplo, pese a una cuidadosa y ortodoxa gestión de sus asuntos, se ve endeudado y con dificultades para pagar sus deudas por culpa de un incendio o una inundación que destruye su vivienda, por la pérdida de sus principales clientes a manos de un competidor innovador, por ser víctima de un robo, por sufrir un accidente o una enfermedad que le impiden trabajar, etc…Leer más

LOS PSICÓPATAS ACECHAN A SU ORGANIZACIÓN:

Los psicópatas. En mi último post, hablaba de los problemas que crean en las organizaciones los mensajes recibidos incorrectamente por sus destinatarios.

En este post no voy a referirme a los problemas de comunicación, pero si quiero referirme a unos grandes pero dañinos comunicadores: LOS PSICÓPATAS.

Fruto de la iconografía cinematográfica, cuando se habla de psicópatas, lo primero que nos viene a la mente es a un Norman Bates que asesina a mujeres desnudas en la ducha, o a un Hannibal Lecter que se come crudas a sus víctimas, pero afortunadamente, visto  el gran número de psicópatas que viven entre nosotros, estos casos son muy raros.

 Los psicópatas, no son enfermos mentales, saben perfectamente lo que hacen y por qué lo hacen, pero su personalidad se caracteriza por unos rasgos que son muy poco humanos:Leer más

WISHFUL HEARING ¡PELIGRO DE MUERTE!

Wishful Hearing: Son muchas las personas en peligro de muerte o que han perdido la vida por su culpa, son incontables los hombres y mujeres que han arruinado sus vidas o sus carreras por su causa, y son innumerables las organizaciones que sufren de manera constante el menoscabo de este fenómeno.

Este fenómeno denominado WISHFUL HEARING, consiste en el hecho de que la reiteración de mensajes similares, las expectativas, los deseos, los sueños, las esperanzas y las experiencias, provocan en los receptores de un mensaje prejuicios respecto de lo que van a escuchar. Estos prejuicios impiden que el mensaje realmente emitido llegue al cerebro consciente del destinatario, que en su lugar recibe un mensaje ficticio, que es el que espera o desea escuchar. Podríamos traducirlo por “oir lo deseado”.

En aviación se imputa a este fenómeno un buen número de los accidentes, tanto en aviación comercial como general y, curiosamente, parece que a mayor experiencia mayor riesgo de que esto suceda. Por ejemplo es una de las causas que se imputan en el accidente aéreo de Los Rodeos en la isla de Tenerife, en 1977, el más grave accidente aéreo de la historia de la aviación comercial, en el que murieron 583 personas tras la colisión de dos Boeing 747 Jumbo, el mayor avión de pasajeros del momento.Leer más

BIENVENIDOS A LA EDAD MEDIA:

La Edad Media, fue una  época convulsa, de cambios radicales, de transición entre la caída del Imperio Romano y el Renacimiento, una época triste y oscura situada entre dos períodos luminosos.

Fue aquel un tiempo difícil para el pueblo, un pueblo sin derechos, sometido al capricho de sus señores feudales y que, en el mejor de los casos, sólo podía confiar en la posible bondad del rey de turno; si es que alguna vez ha existido alguno que fuera bondadoso.

Pero cuando observamos la actual situación de nuestra sociedad descubrimos, primero con sorpresa, después con horror, que muy poco hemos avanzado desde aquellos tiempos, incluso puede que en algún aspecto estemos aún peor.Leer más

LA CRISIS TIENE CULPABLE, TIENE NOMBRE Y APELLIDOS:

Resulta realmente curioso como la actual crisis económica parece que no tiene culpable, ni nombre y apellidos, ni padre ni madre, por no tener, se diría que no tiene ni parientes lejanos, como si hubiera surgido por generación espontánea, quizás por obra del Espíritu Santo, tal vez fruto de una lluvia de polvo de estrellas.

Poca discrepancia cabe sobre las dos grandes causas de la crisis:

– Un endeudamiento desaforado de la Administración y las empresas.

– La otra cara de la moneda, la financiación irresponsable de dicho endeudamiento por parte de las entidades financieras.

Ningún dirigente, ya sea de organizaciones públicas, ya sea de empresas privadas, se hace responsable, no ya de algún grado de participación en la crisis económica en general, si no que ni tan siquiera de los resultados ni de la situación de la organización que gestionaba, como si nada hubiera tenido que ver en ello.Leer más

ACECHA EL DESASTRE CUANDO SE BUSCAN SOLUCIONES EN EL LUGAR EQUIVOCADO:

Resulta frecuente que cuando alguien se enfrenta situaciones críticas e imprevistas reaccione frente a ellas de forma poco racional, impulsivamente, buscando soluciones en la dirección y el lugar equivocados.

Ante un imprevisto que nos afecta directamente, frecuentemente tendemos a perder perspectiva y parte de la capacidad que en otras circunstancias tendríamos para afrontarla. Por ello disponer de ayuda profesional externa resulta esencial para poder enfrentarse a estas situaciones con las mayores garantías.

Al meditar sobre ello me viene a la memoria un experiencia vivida hace algunos años durante la realización de una inmersión con escafandra que pudo terminar en tragedia y que, aunque afortunadamente no tuvo mayores consecuencias, ilustra perfectamente como ante determinadas situaciones críticas los comportamientos de los directamente afectados tiende a adolecer de falta acierto.

Leer más

LA LOCURA DE LOS PRÍNCIPES ES LA SABIDURÍA DEL DESTINO.

“La locura de los príncipes es la sabiduría del destino”. Este proverbio del escritor Amin Maalouf, hace referencia al comportamiento de los dirigentes en unos tiempos, de poder absoluto, en los que el concepto de democracia ni tan siquiera era considerado como una posibilidad a desechar. La alternancia en el poder venía entonces determinada por el comportamiento de quienes lo ostentaban. La idea subyacente es que afortunadamente, los monarcas van a veces demasiado lejos, si no, no caerían nunca.

Pasar del poder absoluto a su ejercicio absolutamente descontrolado es lo que históricamente ha llevado a muchos monarcas a perderlo.

Esta reflexión la podemos trasladar a los “monarcas” de hoy, los actuales dirigentes autonómicos, nacionales y comunitarios, cuyos comportamientos, tanto los actuales como los anteriores a la crisis, cuando se observan con un mínimo sentido crítico, hacen que uno se pregunte si en algún momento han tenido claro para quien han de trabajar y a quien han de servir, porque lo que se desprende de sus actuaciones es que trabajan para una Administración, un Estado, un Sistema Político que parecen tener vida propia, ajenos a las personas, que son su única razón de ser y, muchas veces, más parecen servir a intereses dudosos, ya sean de poder, económicos, de partido o personales, que al interés de los ciudadanos individualmente considerados.

Leer más

INICIATIVA, HORMIGAS Y HORMIGUERO:

Un hormiguero se parece a una organización empresarial en que se trata de un sistema  complejo con una marcada división del trabajo. En el hormiguero se realizan muchas actividades iguales a las que realizan las organizaciones humanas; reproducción, producción de alimentos, caza, construcción, exploración, vigilancia, lucha, etc…

Pero hay algo que diferencia fundamentalmente a la organización del hormiguero de cualquier organización humana. Esta gran diferencia es la carencia de un orden jerárquico. En el hormiguero nadie da ni recibe órdenes, cada individuo tiene asignada una misión y la realiza.

Pero pese a que no hay nadie dando órdenes, cuando el hormiguero se ve sometido a un evento imprevisto los individuos reaccionan, abandonan sus tareas y actúan para afrontar el evento.

Leer más

LO SORPRENDENTE ES QUE SE SORPRENDAN

Cualquier dirigente político, cualquier gestor de una organización, ya sea un país, una ciudad o simplemente una empresa, grande o pequeña, puede tener que enfrentarse a las consecuencias de un hecho fortuito y sorprendente.

Si se produce un terremoto, una erupción volcánica, un tsunami, un huracán o una inundación, si cae un meteorito o un avión, si se sufre un incendio o cualquier otra desgracia, en general estaremos ante casos fortuitos, todos ellos posibles, pero más o menos improbables. Cabrá en estos casos discutir si se podían haber previsto tales hechos, si se podían  haber adoptado las medidas oportunas con antelación para minimizar sus consecuencias, o si se hizo todo lo necesario en su momento para convertirlos en lo más improbables posible, pero por definición son hechos sobre los que no se tiene control, suceden de forma accidental y, en muchos casos, no se puede hacer absolutamente nada que permita evitarlos.

Cuando uno de estos hechos sucede, la reacción de todos, desde los máximos responsables de la organización afectada, hasta la última víctima, es de sorpresa, y aunque cuanta mayor es la responsabilidad dentro de la organización menos justificada está la sorpresa, todos, hasta el máximo responsable se muestran igual de sorprendidos.

Leer más