Casos de éxito. (CAMBIO NORMATIVO)

CAMBIO NORMATIVO: EMPRESA DE TRANSPORTE NO PREVÉ EL EFECTO DE LA DESAPARICIÓN DE FRONTERAS EN LA UNIÓN EUROPEA:

transporteGrupo empresarial dedicado al transporte internacional en todas sus facetas, compuesto por agencia de aduanas, consignatarios, transporte TIR, y otras compañías dedicadas a la importación de artículos diversos, no previó los efectos de la entrada en la Unión Europea en el volumen de negocio de la que era la principal componente del grupo, la agencia de aduanas, que no se reestructuró y quedó en una situación de insolvencia que amenazaba con arrastrar a todo el grupo, con la pérdida de más de 200 puestos de trabajo y del patrimonio personal de los socios.

Se acude  a una reunión en la sede del grupo donde estaban reunidos los 20 principales directivos socios del mismo, que tenían distinto grado de implicación en la propiedad de las compañías. La reunión era muy tensa, con acusaciones cruzadas entre varios de los presentes. Trataban  de establecer qué aportaciones hacer para mantener la agencia de aduanas operativa.

Se les hizo ver que abocar las reservas del grupo y las personales sin una planificación cuidadosa, agravaría la ya crítica situación, y que debían tener muy clara la orientación y la estructura que debían dejar del grupo, estableciendo la estrategia común y los mecanismos necesarios para salvaguardar los patrimonios personales de los socios avalistas de las deudas del grupo.

Se les diseñó una estrategia de reestructuración y de negociación con los bancos acreedores, y sobre un plan realista se restableció la relación de confianza entre los socios. Se asignó al proceso un equipo de laboralistas y de economistas que se encargó de la implantación del plan.

Serenarse, afrontar la situación y establecer una estrategia realista, ajustada a las posibilidades del grupo y de los socios, y también a los intereses de los acreedores permitió conseguir la continuidad del grupo con la liquidación controlada de la agencia de aduanas, preservar en gran medida el patrimonio de los avalistas y de más de la mitad de los puestos de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *